Nueva Zelanda – Isla Sur

Go to the post in English

La Isla Sur de Nueva Zelanda tiene una belleza natural espectacular. En el viaje en ferry desde Wellington a Picton ya te quedas boquiabierto: las vistas desde el ferry son alucinantes en un día despejado.

Aunque no está lejos, el clima mejora mucho cuando cruzas desde la Isla Norte hacia la Isla Sur. Unos pocos grados más, solazo y no hay tanto viento como en Wellington! 🙂

Vista desde el ferry

Llegando a la Isla Sur

La Isla Sur está muy poco poblada. Es la mayor de las dos islas y aun así solamente alberga al 23% de la población. No hay grandes ciudades. Y en este ambiente semi-rural, la gente es súper amable.

La mayor ciudad de la isla es Christchurch. En 2010 y 2011 sufrió varios terremotos que dejaron la ciudad devastada. Algunas partes del centro aún estaban siendo reconstruidas y no eran accesibles a los peatones.

Christchurch

Christchurch

Otra ciudad que visité fue Queenstown. Es una especie de hub de turismo de aventura, donde se ofrecen casi todas las actividades posibles de aire libre. Lo más popular es probablemente lanzarse en paracaídas, pero tambien hay esquí, snowboarding, rafting, puenting, ciclismo de montaña, montañismo, etc.

Queenstown

Queenstown

Lo que me llamó más la atención en la Isla Sur no fueron las ciudades, sino los maravillosos paisajes que pude ver viajando entre ellas. Terminaré el post con algunas fotos más de paisajes:

DSCN2511

DSCN2510

IMG_1209

DSCN2538

Anuncios

Nueva Zelanda – La Isla Norte

Desde Auckland empecé un rápido tour por la Isla Norte y la Isla Sur de Nueva Zelanda, en los pocos días que me quedaban para el viaje.

Nueva Zelanda destaca por sus impresionantes paisajes, así que sólo los viajes entre una ciudad y otra son una parte importante de la gracia de una visita por el país.

Una de las paradas más frecuentes en la Isla Norte es Rotorua. Como otras partes del país, es una ciudad muy relajada y silenciosa. La influencia británica se deja sentir muy claramente en Nueva Zelanda, desde la arquitectura hasta las costumbres de la gente. Aquí, unos ‘kiwis‘ mayores estaban jugando un largo partido de croquet frente al museo:

Croquet en frente del museo

La ciudad de Rotorua es tristemente famosa por su mal olor – a huevo podrido. Pero claro, esto es por el azufre que sale de toda su actuvidad geotérmica, que es a su vez lo que la hace interesante para el turismo.

Actividad geotermica – lodos

Cerca de la ciudad, se encuentran un buen número de géisers, piscinas de aguas termales o lodazales con burbujas.

Whakarewarewa es una antigua población Maori donde se puede apreciar mucha de esta actividad geotérmica. Tradicionalmente, los Maoris utilizan este calor natural para cocina y calefacción. La vegetación en el área es también frondosa. El géiser más famoso, llamado Pohotu, erupciona cada hora aproximadamente.

Whakarewarewa

Whakarewarewa

En el extremo sur de la Isla Norte está Wellington, capital de Nueva Zelanda.

Funicular de Wellington

Subiendo en funicular hasta el jardín botánico se puede apreciar una buena vista de la ciudad. Aparte de disfrutar del paisaje, hay unos senderos por los que puedes descubrir la vegetación local. Eso sí, Wellington es famoso por el fuerte viento, y arriba de la colina verdaderamente lo hacía!

Wellington

Wellington

Desde Wellington tomé el ferry hacia la Isla Sur. El viaje en ferry es increíblemente escénico. De eso ya os hablo en el siguiente post.

Nueva Zelanda – Multiculturalismo en Auckland

En la última etapa de mi viaje alrededor del mundo fui a Nueva Zelanda. Posiblemente es lo más lejos que puedo llegar en este planeta, ya que las antípodas de Madrid se sitúan en la Isla Norte de Nueva Zelanda.

Llegué a Auckland a principios de diciembre y tuve suerte de pillar buen tiempo, lo que hace a esta ciudad muy agradable. Aunque Auckland concentra 1/3 de la población del país, el centro se siente como una ciudad pequeña, aunque con interminables suburbios. El mar y la navegación parecen algo importante en Auckland y las vistas desde el puerto son fantásticas.

Auckland

Auckland es famosa por tener un mix étnico de lo más diverso. De hecho, los extranjeros que iban por la calle o salían por la noche pronto exclamaban: “¡Qué sitio más raro!“, simplemente porque no estamos acostumbrados a ver una mezcla de razas tan curiosa. Los kiwis blancos y los aborígenes Māori no podrían ser más diferentes. Los acompañan en grandes números los ‘Pacific Islanders’, venidos desde la Polinesia y otras islas del Pacífico; de hecho, Auckland es la ciudad en el mundo con más habitantes de esta raza. En los últimos años, la inmigración tradicional desde Europa ha dado paso a otra proveniente de Asia, en particular países como China, Corea o India. Así que os podéis imaginar el mix; Auckland es de lo más multicultural que uno puede encontrar en este mundo.

También hay algún espacio para la cultura española, o al menos eso me pareció el primer día. Mis amigos Lili y Pablo, expatriados en Auckland, me fueron a recoger al aeropuerto y me invitaron a una comida casera muy muy española, y muy del agrado de sus amigos asiáticos.

Esa noche, me junté con unos escoceses para ir a un evento muy esperado: Christmas in the Park, un festival de música gratuito patrocinado por Coca Cola. Toda la ciudad parecía estar allí para el acontecimiento.

Christmas in the park!!

Christmas in the Park!!

Otra excepcional vista de la ciudad se puede capturar desde el cráter del volcán en el Monte Eden, si vas un día despejado.

Mount Eden

Mount Eden

View from Mount Eden

Vista desde el Mount Eden

Desde Auckland empecé un rápido viaje por Nueva Zelanda. Os contaré algo más en los próximos posts.