Colorín colorado…

…este viaje se ha acabado. 😦

Dicen que todo lo bueno llega a su fin. Así, el 24 de diciembre volvía a Madrid, justo a tiempo para pasar la Navidad en familia. Y parece que, en efecto, la Tierra debe ser redonda porque al final llegas al mismo sitio :). La verdad es que es ha sido para mí un año excepcional, y vuelvo con la sensación de haberlo disfrutado a tope.

MILLONES DE GRACIAS a todos los que habéis seguido el blog, o al menos leído algún post, comentado, mandado mensajes, dado ánimos, compartido ideas o cualquier otra cosa. Me he sentido muy acompañado por todos vosotros en la distancia. Gracias también a todos los nuevos amigos que he hecho en todo el mundo, vosotros habéis hecho que este año haya sido inolvidable!! GRACIAS!! Para cualquier cosa, sigo estando disponible a través del formulario de contacta.

Respondo a algunas FAQ:

–  ¿Ha merecido la pena? Dejar un trabajo en época de crisis y una vida más o menos cómoda para ponerse en ruta..? SIN DUDA!!! 🙂 La experiencia no la cambio por NADA; ni por dinero, ni por haber hecho el mejor MBA del mundo, ni por nada. Viajar es la mejor universidad, lo que se aprende y se vive viajando es algo único e inigualable.

¿Qué habrías hecho distinto? Si volviera a empezar, creo que casi todo. Eso no significa que me arrepienta de lo que hice. Simplemente, a viajar se aprende viajando. Por muchos consejos que te den, tienes que caer tú mismo en los errores y aprender de ellos. Para ir descubriendo tu propio estilo de viajar sólo vale la experiencia.

– ¿Y ahora qué? Tras el viaje, me mudé a Londres y volví a una vida de trabajo de oficina. No es fácil volver a la rutina despues de un viaje largo. Londres es una ciudad increíble donde tambien conozco gente de todo el mundo sin moverme de la ciudad. Pero claro, una vez coges el gustillo a esto de viajar, es un vicio!! 🙂 Así que no sé cuándo ni cómo pero seguro que volveré a viajar.

¿Qué país te ha gustado más? Odio esta pregunta. Cualquier país de este mundo puede ser maravilloso si te propones descubrirlo a fondo. Además, en la enorme variedad de países y culturas que hay está el gusto, no? Y, claro, lo que hace un viaje grande es siempre la gente, no los sitios que quedan bonitos en una postal.

Como sé que mi respuesta no os convence, os dejo un “top ten” de sitios o experiencias del viaje que son muy llamativos (orden random):

  1. Bucear en la Gran Barrera de Coral
  2. Maravillarse ante la arquitectura islámica de Bujara y Samarcanda
  3. Bailar samba en el Carnaval de Rio
  4. Ver el atardecer desde tu hamaca navegando en un barco por el Amazonas
  5. Quedarse boquiabierto ante las Cataratas de Iguazu
  6. Contemplar el atardecer sobre los moais en la remota Isla de Pascua
  7. Subir a las ruinas de la ciudad Inca de Machu Picchu
  8. Imbuirse en la cultura Uigur en los mercados de Kashgar
  9. Seguir las huellas de Marco Polo por la Ruta de la Seda en ciudades como Dunhuang
  10. Apreciar la majestuosidad del Taj Mahal

Aunque los verdaderos ‘highlights’ de todo viajero no son ninguno de estos, sino esas otras experiencias que no puedes poner en un blog ni compartir porque hay que vivirlas en primera persona. Por ejemplo, pueden incluir: el día que te quedaste totalmente tirado y de pronto alguien te ayudó; el viaje en un tren indio de pie en el que conociste unos estudiantes y no paraste de reír en todo el trayecto; cuando vas andando sin rumbo y de casualidad llegas a un paraje perfecto y sin nadie donde te quedas toda la tarde; la conversación sobre la vida y la muerte con un grupo multinacional en el jardín de un hostel; la familia que te acogió en no sé dónde; las nuevas caras, nuevas culturas, nuevas amistades, nuevas religiones, nuevas comidas y un largo etcétera. Todo esto hay que vivirlo.

Os animo a todos a viajar. No es algo para millonarios o para hippies. Cada cual puede hacerlo a su ritmo y a su modo. Ya sabéis, lo único difícil es dar el primer paso, luego todo se arregla. A veces cumplir nuestros sueños es más fácil de lo que pensamos.

El mundo es un libro, y quien no viaja lee sólo una página” San Agustín

En este sentido, viajar no es sólo ir lejos; es tambien una actitud. Es ser curioso, interesarse por la gente que cruzas por la calle, no caer en la monotonía, abrirse a nuevas experiencias, aprender de cada cosa. Entonces, viajemos. Hoy, ahora, aqui.

De nuevo, GRACIAS A TODOS!! Os dejo una galería con fotos del viaje random:

Anuncios

Fin de una etapa

Bueno, pues esto ha sido todo de la primera parte de mi viaje, por países latinoamericanos. Han sido algo más de 4 meses muy intensos, que me han llevado desde Colombia a Brasil, Argentina, Paraguay, Chile, Isla de Pascua, Perú y Cuba. No ha faltado de nada: playas, montañas, lagos, desiertos, islas, selva, frío y calor, grandes ciudades y pueblecillos, viajes en autobús de 20 horas o en barco de 3 días, muchas vivencias y gente estupenda que he podido conocer.

Muchas gracias a todos los que habéis estado siguiendo el blog durante este tiempo. La verdad es que me habéis dado muchísimo ánimo para seguir con el viaje, y más de una vez un buen consejo. A veces me ha costado mantenerlo actualizado y lleva su trabajo escribirlo, como también leerlo, con tantas cosas como hay en internet y lo ocupados que estáis todos. Así que de verdad, muchas gracias a los que habéis tenido la paciencia de seguirlo.

Pero esto NO es el final… Ahora estoy unos días en Madrid descansando, haciendo exámenes y recuperando los kilos que he perdido en estos meses de viaje, pero ya mismo hago las maletas para la siguiente etapa: la ruta de la seda. Si todo va bien, iré desde Estambul hasta Xian (origen de la ruta de la seda), todo por tierra si es que puedo arreglar el tema de los visados (que no es nada fácil). Del Mediterráneo al Pacífico. Un viaje de ensueño por la ruta comercial más importante de toda la historia, por ciudades con una historia milenaria, tras las huellas de grandes personajes como Marco Polo, Alejandro Magno o Genghis Khan. Desde luego no va a ser fácil. Allí no hay toda la infraestructura para viajeros que hay en Sudamérica, los transportes son lentos e infrecuentes, la comunicación con la gente normalmente es muy difícil y todos los países requieren visados que son un infierno para obtener. Pero, como siempre, a gran esfuerzo gran recompensa.

Así que la segunda parte promete más y mejores viajes, más y mejores aventuras, y -si internet me acompaña- más y mejores posts.

El viaje empieza en casa

Lo más difícil de un viaje alrededor del mundo no es ni conseguir transporte, ni los visados, ni acostumbrarte a la comida, ni entenderte con un puñado de chinos que no hablan una palabra de inglés: es tomar la decisión de irte en el primer lugar. Sigue leyendo