India – Palacios de Rajasthan

Mi primera parada en Rajasthan (o Rajastán o mejor Rayastán, yo utilizo la versión inglesa que se usa alli) fue en Jaipur, la capital de este estado tan visitado. Esta ciudad tan  dinámica y concurrida tiene maravillosos palacios.

Aunque mi primera experiencia en Jaipur fue algo caótica. En cuanto me bajé del autobús, decenas de personas y conductores de rickshaws trataban uno tras otro de llevarme a algún alojamiento, para recibir una buena comisión. Me perseguían a donde fuese para simular que me habían llevado ellos. Me llevó como 2 horas darles esquinazo y poder buscar un sitio sin “compañía”. Esto pasaba en todas las ciudades de India, pero en Jaipur eran, de lejos, los más pesados.

El centro de la ciudad se conoce como ‘Pink City’. Podéis imaginar por qué: todos los edificios están pintados de rosa!! Parece que la tradición se remonta a 1876, cuando fue de visita el Príncipe de Gales, y lo pintaron así para darle la bienvenida.

El edificio más conocido (y rosa, claro) es el Hawa Mahal, que tiene una fachada elegante y muy original. Se construyó a propósito con ventanas pequeñas, para que las mujeres de la corte real pudieran ver lo que sucedía en la calle sin ser vistas. El Hawa Mahal está al lado de otros edificios emblemáticos, en particular el Palacio Real.

Hawa Mahal

Las calles de la Ciudad Rosa están llenas de vida y comercio en ebullición. No en vano, Jaipur es la capital de Rajasthan, uno de los estados más importantes y poblados del país. Sólo vi a unos pocos turistas por las calles, mucho menos de lo que esperaba estando la ciudad en todos los mapas turísticos. Más tarde, cuando entré en el Palacio Real comprendí por qué: vienen en autobús o furgoneta y no se bajan más que para visitar palacios o comer en el restaurante de turistas pre-acordado. Una pena.

Vete para arriba!!!

Otros habitantes de las cornisas de la Ciudad Rosa son estos monos que yo odiaba, llamados Langurs :). Como podéis ver, este hombre estaba teniendo unas palabras con uno de ellos, que se sentaba en una moto y probablemente trataba de robar la fruta del puesto del señor 🙂

Las calles, como siempre en India, estaban repletas de vendedores ambulantes, vacas, motos, rickshaws, autorickshaws, coches y peatones en el mismo espacio.

Vida en la calle

A unos pocos kilómetros de Jaipur está Amber, la que fuera capital hasta que los Majarahas tuvieron que moverse a Jaipur por la escasez de agua. El palacio es impresionante, y no lo es menos el paisaje en general. Si te sientes muy vago para subir las escaleras hasta allá, no hay problema, unos elefantes suben a los turistas, aunque por un buen precio claro :).

Amber Fort

Desde Jaipur tomé un tren a Ajmer y la cercana ciudad sagrada de Pushkar. Como ya escribí algo de esto en el post anterior, os ahorro repetir.

Y desde allí, seguí hacia Udaipur, que es la otra ciudad más típica de los viajes a Rajasthan. Para muchos viajeros es la favorita en Rajasthan (si no en India), pero a mí tampoco me impresionó para ir tan lejos. Aunque el palacio de los Maharanas merece mucho la pena, y el hecho de que esté junto al lago lo hace muy fotogénico. Y el atardecer se ve hermoso sobre el lago. Pero el barrio junto al lago es MUY turístico. A diferencia de en Jaipur, los turistas sí se pasean todo el día por el enclave, comprando souvenirs de los insistentes vendedores.

Udaipur

En una isla sobre el lago hay otro palacio, al que llaman Lake Palace (en un nuevo alarde de originalidad). Lo han convertido en un hotel de 5 estrellas cerrado a visitantes. Es muy conocido porque en él se rodó Octopussy, la película de James Bond. En algunos bares/casas de la ciudad ponen la peli todos los días para los turistas.

Para mí, lo más interesante de Udaipur fue la suerte de poder coincidir con un festival religioso (ver post anterior).

Mi ‘animal pick’ para Udaipur es este enorme elefante, que iba por la calle guiado por su dueño (ni idea de a dónde). ¿En qué país te encuentras elefantes por la calle? Se paró junto a un puesto de plátanos y la gente empezó a arrojarle unos pocos, y el animal los engullía en un santiamén.

Elefante por la calle

Con este post cierro el ‘capítulo India’, que fue breve pero intenso. Estaré de vuelta con más países y más experiencias. 🙂

Anuncios

3 pensamientos en “India – Palacios de Rajasthan

  1. Pingback: India – The palaces of Rajasthan | A year around the world

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s