Perú – Machu Picchu

Por fin llegué a la región de Cusco (por cierto, ahora se escribe así). Es la zona más visitada por turistas extranjeros, una ciudad que vive del turismo y puede llegar a ser algo agobiante. En el siguiente post os propondré una alternativa original al turismo convencional de la zona, paciencia.

Machu Picchu está en un emplazamiento tan recóndito que sólo llegar ya es complicado. No hay carretera, las únicas alternativas son ir en tren o bien recorrer uno de los treks, de los que el más conocido es el Camino Inca (Inca Trail). Así que llegar a Machu Picchu me costó una combinación de 2 combis, tren y autobús de subida desde Aguas Calientes. Si se quiere visitar en el día desde Cusco, es necesario levantarse temprano.

Es bastante irritante cómo tratan de sacar el dinero a los muchísimos turistas que visitan Machu Picchu. Solamente el ticket de entrada cuesta 128 soles (por comparación con lo más similar, la entrada a Kuélap cuesta 15 soles). Evidentemente, tanto dinero multiplicado por tal número de personas no puede concebirse que se utilice en la preservación de las ruinas. Esto sumado al coste del tren, que va en función de las horas pero tampoco es barato. Otro ejemplo, el autobús que sube a las ruinas desde el pueblo (20 minutos) cuesta 21 soles ida, mientras que a mí me había costado el trayecto de Puno a Cusco (8 horas)  20 soles. Así todo.

Una vez llegas y te concentras en la vista tan espectacular, todo esto se te olvida inmediatamente y te quedas sin aliento. Les presento Machu Picchu:

Machu Picchu

A primera vista Machu Picchu es espectacular. No impresionan tanto las ruinas en sí, sino el paisaje que hay alrededor, impresionante!

Es uno de estos lugares que viéndolo en persona ganan mucho respecto a las fotos. En las fotos no se pueden percibir las vistas tan increíbles que hay en toda la perspectiva de 360º.

Inmediatamente te preguntas cómo los incas pudieron construir una ciudad en un lugar como éste, de tan difícil acceso y en la cima de una montaña. Desde luego, sus casas tenían una de las mejores vistas posibles en el mundo, me imagino la sensación que tendrían al levantarse por la mañana y contemplar el Valle Sagrado.

En el año 2007 Machu Picchu fue elegida una de las 7 nuevas maravillas del mundo. Tal vez la única de las otras que me ha impresionado más ha sido la ciudad de Petra, en Jordania.

Ya cerca de la hora de cierre, las ruinas estaban bastante tranquilas, ya había pasado la masa de turistas y guías que recorren cada día el lugar. También hay un par de llamas sueltas por allí, pastando en el césped, y que dan un toque de color. ¿Quién sabe? Puede que sean descendientes de las que vivían junto a los incas hace 5 siglos.

Machu Picchu
Anuncios

2 pensamientos en “Perú – Machu Picchu

  1. Supongo que Machu Pichu sufrio de lo mismo que Petra cuando pasaron a formar parte de las siete maravillas del mundo: avaricia. La entrada a Petra cuesta 45 euros pero, como tu dices, una vez que entras y, la ves, se te olvida el dolor de bolsillo…

    PS. Preciosas todas las fotos, pero sobre todo la utlima!

  2. Pingback: Colorín colorado… | Un año alrededor del mundo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s